¿Te has sentido en una ISLA corporativa?

por | Abr 9, 2024

Si alguna de estas frases te resuena, probablemente te sientas identificado:

  1. Sientes que tu trabajo no es reconocido al 100%
  2. Sientes que otras áreas trabajan desconectados de la tuya.
  3. Llevas a cabo acciones que no son coherentes con las acciones de otras áreas.

¡Tranquil@! puedes estar viviendo algo, que MUCHOS viven y de lo que pocos hablan y eso es parte del LADO OSCURO DE LA COMUNICACIÓN.  Una situación que es incómoda si, pero tiene solución.

En un mundo cada vez más interconectado, las empresas enfrentan desafíos que requieren soluciones conjuntas, pero las islas departamentales nos impiden alcanzar el éxito.

Una de las situaciones más comunes dentro de las empresas pasa cuando se crea un proyecto nuevo que incluye a varias áreas, que no tienen una estructura organizada y formal para trabajar en equipo. ¿Porqué? las razones pueden ser variadas: tiempo juegos de poder, intereses distintos, expectativas distintas, entre otros. El pequeño detalle es que cada grupo tiene partes de la información, tareas que cumplir, pero al final, las piezas del rompecabezas no encajan entre sí, porque no están alineadas. Es como si nos regalan un juego de legos y cuando estás a punto de terminar te das cuenta que no tienes 5 piezas.

TIP #1 : Los procesos colaborativos son indispensables para alcanzar los objetivos, por ello SI debes buscar mecanismos de conexión.

Este es un punto clave, los objetivos son ese punto en común que conecta a todos los involucrados, y aunque parezca muy sencillo, a veces es el primer fallo de la mayoría de los equipos, luego se suman la falta de estructura u organización que terminan por obstaculizar el proceso completo.

Sin pautas o plataformas adecuadas para compartir ideas, necesidades o información útil, podemos tener dificultades para trabajar en conjunto y ser eficientes, y finalmente, la empresa se verá afectada por la baja productividad, falta de innovación y en algunos casos, puede fomentar un ambiente tóxico.

TIP #2: Debemos promover canales de comunicación claros, para que todos los participantes sepan donde buscar o compartir información, y completarlo con una serie de procesos que promuevan la colaboración y la apertura.

TIP #3: Establecer una adecuada diversificación interna para que cada individuo tenga claro, quién se encarga de lo estratégico, de lo táctico y de lo operativo; y esto se logra como consecuencia de la organización, al establecer una estructura clara de los objetivos, tareas y responsabilidades.

La verdad es que en muchos casos, estos procesos y espacios ya están creados, pero no se entiende como operar en conjunto, porque los equipos carecen de una mentalidad colaborativa y visión conjunta, que les permita utilizar las herramientas a su disposición y sobre todo compartir información, ideas o avances.

¿Cómo podemos identificar y lograr ese trabajo y mentalidad colaborativa?

En Abstractus nos gusta aplicar 3 aspectos indispensables para lograrlo.

  1. Mentalidad de cambio: debemos crear una cultura de apertura y transparencia, fomentando una comunicación abierta donde se reconozcan los esfuerzos en conjunto de cada individuo y grupo. Nuestro mensaje, trabajo y forma de hacer las cosas debe cambiar por completo para entender que no estamos solos, y el compartir, nos dará mejores resultados.
  2. Rumbo y destino compartido: debemos establecer nuestro destino creando proyectos en conjunto, compartiendo los objetivos, tareas y a dónde queremos llegar, así todos los integrantes podrán conectar con la misma visión y trabajar en pro de ella.
  3. Estructura clara: deben existir canales de comunicación claros y espacios de trabajo compartido, el contacto e interacción es el elemento indispensable para lograr esa cultura de apertura y transparencia, debemos derribar las barreras jerárquicas que nos impiden compartir ideas y avances, por eso implementamos procesos y herramientas como las reuniones interdepartamentales regulares o plataformas colaborativas, además de establecer lineamientos claros.

Los proyectos en conjunto, son el primer paso para conectar las islas departamentales, pero para alcanzar el éxito, debemos considerar estos 3 elementos para realmente construir una cultura colaborativa dentro de nuestra empresa, la disposición, la claridad y las estructuras nos permitirán fijar un rumbo y disfrutar del viaje como equipo.

No podemos ser islas. Recuerda que el trabajo colaborativo no solo beneficia a la empresa, sino también a cada individuo dentro de ella.

#comunicacion #marcasquetrascienden #elladooscurodelacomunicacion #islascorporativas #mentalidad #mindset #reputacion

Comparte este artículo