No todo es lo que aparece en Redes Sociales

por | Mar 14, 2024

La reputación de una empresa no es solo lo que muestran en las redes sociales, sino el conjunto de elementos que están detrás.

Te contaré un poco de todos esos aspectos que creemos comunes, pero que siempre pasan desapercibidos para el mundo porque normalmente no se muestran en las redes sociales;  ese detrás de cámaras comunicacional que merece tanta atención para lograr una buena reputación.

Construir la reputación de una empresa, es de las actividades más complejas e importantes que hay en el mundo empresarial, porque no se logra de la noche a la mañana. Solo piensen ¿por qué compramos un producto y/o servicio de una marca y no otra? la respuesta es simple, la reputación las precede, y no hablo de un post llamativo, o un bonito diseño, sino de todo lo que transmiten a través de sus comunicaciones, esa propuesta de valor y el cómo se diferencian.

Actualmente, el boom de las redes sociales y la inteligencia artificial,  han creado una paradoja interesante, las empresas, marcas o individuos, se muestran cada vez más ante el público, y al mismo tiempo, ocultan el backstage más valioso, ese que por cierto hace que todo funcione para que tú como cliente recibas lo que buscas, tal cual te lo vendieron.

El cómo las empresas manejan y construyen su reputación es determinante para su éxito o fracaso en el mundo que manejamos, pues ese cúmulo de elementos, como su buena gestión en momentos de prosperidad o crisis, el manejo de su sostenibilidad, el liderazgo que ejercen sus colaboradores, la eficiencia de sus comunicaciones internas y externas e incluso su presencia y trato con el público, amén del ARTE de relacionarse con cada persona específica que no es tarea sencilla, son pilares necesarios para gozar de una sólida reputación, para empezar por lo básico.

Es natural que las marcas se inclinen a querer mostrar lo que más atrae: el empaque perfecto, la imagen de la persona famosa, las buenas noticias, pero… la realidad es que nuestras audiencias, todos aquellos con los que mantenemos algún contacto o relación, están siempre atentos a lo que comunicamos, y es necesario recordar que todo transmite. Y lograr ese momentum tan bonito depende en gran medida de las bases, de lo invisible, de lo que nadie ve ni palpa, del ADN de una marca/empresa.

En mi experiencia, las empresas que construyen esos pilares adecuadamente, entendiendo el valor que tienen para su reputación y supervivencia en el futuro, son las que se destacan del resto por su visión de crecimiento y mejora.

¿Cómo construir mi reputación en un mundo donde lo digital prela por sobre todas las cosas?

Lo primero es que debemos entender que las redes sociales no son más que una herramienta a nuestro favor, que debe ser utilizada dentro de nuestra estrategia macro y no todas son para todo el mundo. Hay que usarlas estratégicamente, con criterio y apegado a tu ADN, así verás volar lo que haces.

Al construir nuestra reputación, debemos estudiar todos los elementos que la conforman. Y por ello, hemos creado una metodología probada en empresas pequeñas, en startups, multilaterales y empresas de gran tamaño y podemos decir que ¡SI FUNCIONA! y lo mejor QUE AUMENTA LA PRODUCTIVIDAD Y RENTABILIDAD, convirtiendo a las empresas en MARCAS QUE TRASCIENDEN.

Nuestro método REP, evalúa varios puntos, pero quiero compartirte 3 fundamentales:

  1. Comunicaciones 360: Tus  comunicaciones, de todo tipo y a través de todos los canales,  manteniendo un mismo hilo narrativo y aprovechando las herramientas que existen hoy en día para comunicarte a través de medios digitales, o a nivel offline con tus públicos, y sin olvidar a tus aliados más importantes, tus colaboradores, aquellos que forman parte de tu empresa y serán tus fieles creyentes.
  2. Impacto Social: Tu impacto en el resto del mundo no solo a nivel de redes sociales, sino como tu empresa, a través de su propuesta de valor, logra marcar una diferencia en sus audiencias, aliados y la comunidad que los rodea. Porque hoy en día las organizaciones juegan un papel fundamental como líderes de la sociedad, marcando la pauta con las nuevas tecnologías y tendencias.
  3. Networking con propósito: Entender que no estás solo en el mundo, debemos crear relaciones valiosas, no solo transaccionales; para lograr influir en la comunidad creando nuevos proyectos y escalando colaborativamente, pero especialmente entendiendo en momentos de crisis, tener una red de apoyo y aliados es la clave para poder superar cualquier adversidad.

Así que, cuando veas por ahí a alguna empresa o marca hablando de sus líderes impecables, lo increíble que es su organización, recuerda que no todo es lo que VEMOS, que más del 80% de su éxito es justamente lo que está del otro lado de la historia y de su comunicación.

Si quieres saber un poco más sobre este tema, visita mis RRSS donde podemos conversar sobre esto: https://www.instagram.com/reel/C3iTyRbO76B/?igsh=MW9raHFwc3loNnR3aQ==

Si quieres ser parte de ese grupo de MARCAS QUE TRASCIENDEN, escribe la palabra REP en comentarios y si quieres cuéntanos el porqué. Estaremos armando un grupo para compartirles un poco sobre cómo pueden lograrlo.

¡Gracias por tu tiempo! y a TRASCENDER.

Comparte este artículo